Microcuento #10: Aniversario

Banner Microcuento Aniversario

Cuando abrió los ojos, parpadeó varias veces sin comprender lo que estaba pasando. No tenía claro cuánto había dormido y, por lo que veía, parecía haber sido una siesta demasiado larga. Entre el frío invernal y el almuerzo abundante, el cual le había salido delicioso ese día, no pudo evitar seguir su hábito de dormir siesta. Así que no dudó en irse a la cama para descansar dos horitas. Eso siempre le bastaba para recargar energía y estar como nuevo para seguir con su día. Así podría ir a trabajar fresco y, al regresar, como buen escritor nocturno, continuaría escribiendo el borrador de su nueva novela.

En cuanto enfocó mejor su vista somnolienta, se asustó por el humo que llenaba la habitación. La luz cálida que pensó que sería del sol del atardecer, provenía desde el comedor. Lo cual le confundió aún más. Le costaba procesar en su mente cuánto podría llevar estando ahí ese humo. Así que se paró agitado, agarró su celular y atravesó la puerta para salir de su cuarto.

La vista que le dio la bienvenida al comedor fue aterradora. Enmudeció de la bronca al contemplar las llamas cubriendo gran parte del comedor y cocina. Sentía la transpiración generada por el calor caer por su frente y espalda. Un aroma a quemado le golpeó fuerte y, sin pensarlo mucho, cubrió su boca y nariz con el puño de su camiseta. En un segundo, se despidió de su colección de libros, su computadora y demás objetos que tanto trabajo y dinero le había costado conseguir. Se arrepintió de haber comprado el día anterior la fruta y verdura para los próximos 15 días. También de no haber guardado en la nube los borradores de su nueva novela. Maldijo al pensar en que tendría que volver a comenzar desde cero todo.

El crepitar de las llamas y el crujir de los muebles quemándose le estrujó el corazón. Sin esperar más, se dirigió hacia la puerta para salir de ahí. Si no lo hacía rápido, terminaría con sus pulmones quemados por el humo o perdiendo la consciencia. Así que saltó sobre el sofá y esquivó el secador de ropa colgado y en llamas. “Seguramente ese era el causante del incendio”, pensó mientras recordaba haber dejado secando la ropa del trabajo y avanzaba hacia su única salida. Sintió que vivía una travesía infernal mientras avanzaba por el pequeño pero desordenado comedor incendiado y se preguntó si así de caluroso sería el infierno. Cuando alcanzó la puerta, tomó el llavero de espada del portallaves con el que podría abrir la cerradura. Agradeció el regalo de su madre para tenerlas colgadas junto a la entrada y que no las dejara tiradas por cualquier lado. Sintió un ardor al tomarla, oyó el sonido de la cerradura actuar al voltear la llave y abrió la puerta feliz de huir de una muerte horrenda.

Al salir al pasillo, cerró la puerta con fuerza y una paz increíble lo recibió. El pasillo se veía completamente normal e, incluso, un par de vecinos nuevos pasaban riéndose de una anécdota mientras se dirigían hacia el departamento que se encontraba sobre el suyo. Por un momento sintió enojo porque lo estaban ignorando tras un evento tan terrible. No obstante, en cuanto uno lo atravesó, recordó todo otra vez. La agitación y la sensación de transpiración desaparecieron. Su mirada se ensombreció y no volvió a abrir la puerta de su departamento, solo la atravesó.

El dueño del edificio ya había hecho pintar y arreglar todo. Las paredes quemadas volvieron a ser blancas y el suelo de madera fue cambiado por cerámica. El sol del atardecer iluminaba el comedor vacío a través de la ventana, donde colgaba un cartel de “venta/alquila” mirando hacia afuera. Se sentó en el suelo, justo donde más luz solar iluminaba las baldosas rojizas sin huellas de pisadas. No odiaba seguir ahí, sin poder hacer nada de lo que le quedó pendiente, pero siempre era igual cuando llegaba esa fecha. El hecho de tener que vivir su primer día como fantasma otra vez siempre y tan vívidamente le dejaba con una mal sabor de boca cada año.

Fin.


«Aniversario» es un microcuento que escribí en el quinta día del V Mundial de Escritura, organizado en junio 2021. Ese día tampoco utilicé la consigna del día que daba el staff del juego. Así que me ayudé de uno de los disparadores creativos que compartí en el blog. Esta historia surgió a partir de la palabra «humo» y del recuerdo de una noticia sobre un departamento incendiado.

Espero hayas disfrutado de este microcuentos. No dudes en dejar tu opinión en la caja de comentarios. Además, si te gustó, te animo a compartirlo en tus redes sociales para llegar a más gente.

Te deseo un precioso día. Gracias por leerme.

¿Te gustó? Compártelo

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twitear
Share on pinterest
Guardar pin
Share on whatsapp
Compartir
Share on telegram
Compartir
Share on email
Compartir

Te puede interesar

5 1 voto
¿Qué te ha parecido?
guest
2 Commentarios
Retroalimentación en línea
Ver todos los comentarios
yo leo Novela
yo leo Novela
18 días hace

Me gustan los cuentos y me gusta cómo escribes, Gisela. Además ya sabes que ese tema de los fantasmas me gusta mucho.

Roxanabr
4 días hace

¡Hola! Yo con la esperanza de que se salve y resulta que es un fantasma 🙁 aish, que pena revivir la muerte una y otra vez con todos esos sentimientos horrendos.

¡Un abrazo!

Gisela Brito — Escritora
¡Hola, soy Gisela de Argentina! En este blog estaré compartiendo mi experiencia literaria como escritora de ficción. Encontrarás mis microcuentos y recomendaciones para leer o escribir. Espero que disfrutes tu estadía y te animo a dejar un comentario.

Lista de correo

Suscríbete al blog a través de correo electrónico y recibe actualizaciones del blog, recomendaciones y más...

También puedes

Apóyame

Si te ha gustado el contenido que comparto, puedes apoyarme donando la cantidad de dinero que quieras. Todo apoyo será más que bienvenido y agradecido. Sin embargo, si no quieres o no puedes, no pasa nada, puedes seguir disfrutando de lo que escribo.

Publicidad

Utilizo cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de mis usuarios y mejorar mis servicios. Si acepta o continúa navegando, considero que ha aceptado su uso. Puede cambiar la configuración u obtener en:   
Privacidad
error: Alerta: ¡¡Contenido protegido!!