Gisela Brito | Escritora

Microcuento: Lo que guarda el corazón

Cada 50 años festejaban un ritual para agradecer al Dragón que protegía el bosque donde vivían. Un mes antes, el Sacerdote elegía con magia dos ofrendas llamadas «Pecado» e «Inocencia». Arwen se sentía digna de ser «Inocencia» y, cuando supo quién sería «Pecado», se alegró mucho, pues era alguien despreciado por todos. Sin embargo, aunque ella no lo supiera, el Dragón sabría bien a quién correspondía cada papel, quién moriría y quién viviría para servirle.

FIN

¿Te gustó? Compártelo

Compartir en facebook
Compartir
Compartir en twitter
Twitear
Compartir en pinterest
Pinear
Compartir en whatsapp
Compartir

No te pierdas futuras publicaciones

Únete a mi lista de correo y recibe una notificación cuando haya publicado nuevo contenido en el blog.

5 1 voto
¿Qué te ha parecido?
guest
2 Commentarios
Lo más antiguo
Lo más reciente Lo más votado
Retroalimentación en línea
Ver todos los comentarios
mucha
26 días hace

que bello que escribes
Yo vivo en Miami y te dejo un abrazo escritora

error: ¡Contenido protegido!